T. +34 983 337 664
Pº de Zorrilla 58. 1º
47006 Valladolid · Spain

Blog

Hola soy la publicidad nativa, y he venido para quedarme

Hola soy la publicidad nativa, y he venido para quedarme

Nuestros amigos anglosajones llevan  hablando de la ‘native advertising’ desde hace ya algunos años. De hecho para el equipo de Trama, que anda siempre persiguiendo  tendencias, no es un término nuevo.

Hasta el punto, de que estamos seguros que ni siquiera es algo novedoso para ti. Cuando empecemos a avanzar sobre  qué es la publicidad nativa, seguramente te des cuenta que ya has visto muchas campañas así. Sin embargo, es probable que no te hayas dado cuenta. Y es que, de eso se trata.

Sobre todo en el ámbito online estamos acostumbrados a consumir contenidos y buscar información, y hasta hace no mucho,  aceptábamos la publicidad de los portales web con resignación. Sin embargo, la publicidad intrusiva ha perdido efectividad y las marcas se han cansado de pagar por aparecer en banners que no hacen más que ruido en la navegación de sus posibles clientes.

Para entender el éxito de la publicidad nativa, sólo tenemos que unirle un cambio en la forma de comunicarnos y de comprar,  y una generación cada vez más influyente y grande que no entiende la vida si no están conectados a la red.  Era de esperar que tarde o temprano las marcas invirtieran casi el 62% de su presupuesto en publicidad on-line en este tipo.

¿Qué quieren los usuarios? Contenido. Entonces por qué no llegar a ellos a través del mismo, dándoles algo que pueda consumir sin molestar.

La publicidad se ha metido de forma ligera y amena entre miles de post que hablan sobre marcas, productos y servicios, que te resultan atractivos seguramente porque a otras personas también se lo resulta. Lo que debes saber es que el usuario quiere una experiencia, busca información, necesita datos para poder elegir y creer en tu marca. 
Y pensarás ‘¿y esto es nuevo?’ Claro que no, es la evolución de otras formas de publicidad que fueron naciendo con cada medio de comunicación y los diferentes soportes que ofrecían. El product placement (sacar productos de una marca en una serie o película…), los publirreportajes de las revistas, las recomendaciones de los famosos en los magazines de televisión o radio…

La llegada de las redes sociales y la popularidad de los blogs, ha democratizado el poder de crear contenidos lo que ha favorecido que este tipo de publicidad gane peso. Sin embargo,  la publicidad nativa, tiene un matiz diferente. Y claramente, es lo que hace que sea tan efectiva. Aporta valor.

La mayoría de bloggers, webs o portales que incorporan este tipo de contenido, advierten de su carácter publicitario. Pero no por ello descuidan el estilo.  De hecho, cuidan tanto del contenido como del continente. El objetivo de la publicidad nativa es que el usuario o el seguidor, encuentre el contenido interesante a pesar de que sea publicidad. 

 

¿Qué debemos tener claro?

Si vamos a hacer una campaña de publicidad nativa hay que saber cuál es el  público al que necesitamos impactar. Además, tenemos que conseguir conectar con sus intereses y valores para que empiecen a querernos.
En este sentido ganan ambos. Por un lado, el anunciante puede explicar con detenimiento y de una forma natural,  los beneficios de su producto o servicio. Y por otro, los consumidores  no ven violentada su navegación por pop-ups y banners incómodos.  Además, la marca da la posibilidad de interactuar, de opinar y conocer en profundidad sus productos, filosofía y valores.

La comunicación es mucho más rica y profunda. Y si produce una conexión mucho más eficaz que con otros productos publicitarios de display.
Por tanto, si quieres empezar a impactar a tus clientes a través del marketing digital, te recomendamos que no pierdas de vista el Marketing de contenidos.

Comienza  a producir post, vídeos, fotos y todo tipo de producto audiovisuales que además de comunicar e informar aporten valor a tu target. Para ello no perderemos de vista la liquidez, de hecho el usuario aunque sepa que es publicidad, no debe percibirlo a simple vista como algo intrusivo.  También debes, generar comunidades fuertes en redes sociales que te ayuden a distribuir tus contenidos. Si consigues estos tres puntos, rápido captarás nuevos clientes.

Existen dos formas de publicidad nativa: cerrada y abierta. La primera se refiere al contenido que sólo se publica en una plataforma (ej: post patrocinado en twitter). Y la segunda describe aquel contenido que se publica en plataformas para ser distribuido.

 

Branded Content vs Publicidad Nativa

La clave entre uno y otro está, en que el Branded Content es una contenido creado para el usuario pero producido, controlado y distribuido por la marca para transmitir sus valores normalmente en sus propios medios o canales (web, app, blog…).

En cambio,  The Valley define la publicidad nativa como: ‘aquella en la que se diseñan unos contenidos para que se parezcan o se integren en el contenido editorial natural de la página web o del medio en el que aparecen, siguiendo sus normas o libros de estilo y a cambio de una contraprestación’. Es decir, el target tiene la misma experiencia de usuario que con el resto de los contenidos, y esto hace que nuestro posible cliente se sienta cómodo a la hora de ser impactado por nuestros mensajes publicitarios.

¿Te atreves a hacer una campaña de publicidad nativa?