T. +34 983 337 664
Pº de Zorrilla 58. 1º
47006 Valladolid · Spain
La importancia del Naming

La importancia del Naming

No existe la fórmula perfecta para la elección de un Nombre que asegure el éxito, en cambio, hay algunos factores o consejos que pueden encaminarnos hacia un buen nombre.

Es una decisión que exige creatividad, tiempo y una planificación previa.

Lo que queremos es que la gente recuerde nuestra marca, por lo que, cuanto más sencillo sea el nombre, más fácil quedará fijado en la mente del consumidor.

Un buen nombre debe ser fácilmente pronunciable, nuevo y diferente a lo que ya existe, fácil de leer y escribir, y bajo ningún concepto debe tener connotaciones negativas, esto solamente nos perjudicaría a nosotros mismos.

Para saber si tenemos un buen nombre, lo repetiremos en voz alta, y comprobaremos que suena bien y que no resulta difícil de pronunciar o induce a error.

Otra de las características que debe tener nuestro nombre es que al escucharlo o leerlo, el público sepa de qué trata el negocio y conozca los beneficios que le va a aportar, así que puedes introducir en el nombre la actividad del negocio.

El consumidor se deja llevar por deseos y emociones, por lo tanto, debemos generar estos impulsos y contar historias a través de nuestra marca. Esto nos puede llevar un paso más allá en el camino hacia el éxito.

Cada día se generan infinidad de nombres de marca, por eso es importante crear un nombre que destaque entre los demás. Para saber si existe un nombre igual o similar, tenemos que comprobar si está registrado como marca/nombre comercial en los distintos países donde vayamos a utilizarlo y verificar el registro de los dominios de Internet.

Uno de los errores más comunes a la hora de crear el nombre de nuestra marca es limitar nuestro campo de acción. Es el caso de Burger King, en su marca tan solo nombra las hamburguesas.

Otro error es dejarse llevar por las tendencias del momento, posiblemente ese nombre pase de moda y quede obsoleto.

Debemos tener mucho cuidado con las traducciones a otros idiomas y comprobar que nuestra marca suena bien siempre, de lo contrario nos perjudicaría. Es el caso del coche Nissan Moco.

A continuación te mostramos algunos de los diferentes tipos de nombres para tu marca:

 

  • Descriptivos, son los que nos describen el producto o servicio. Es el caso de Microsoft, formado por las palabras Microcomputer y Software.

 

                                                           

  • Acrónimos, formados por las iniciales de las palabras que forman la marca. Un buen ejemplo es BMW (Bayerische Motoren Werke)

 

                                                               

  • Nombres con ritmo, divertidos de pronunciar y fácilmente recordables por el público, como Chupa Chups.

 

                                                        

  • Nombres que provienen de palabras extranjeras, un ejemplo de ello es Volvo.

 

                                                       

  • Geográficos, estos nombres hacen referencia al origen o área de influencia: Central Lechera Asturiana.

 

                                                        

  • Nombres totalmente inventados, como por ejemplo Wii.

 

                                                         


El proceso de creación de un nombre es una tarea complicada pero que marcará la diferencia entre una marca con éxito y una que se queda por el camino.

Ahora te toca a ti, ¿Quieres destacar entre las demás marcas? o ¿pasar desapercibido?

En Trama Comunicación y Diseño, nuestro equipo os asesorará en los distintos pasos a seguir, hasta encontrar el nombre que mejor refleje vuestro producto.