T. +34 983 337 664
Pº de Zorrilla 58. 1º
47006 Valladolid · Spain

Blog

La Navidad llena de emoción.

La Navidad llena de emoción.

Y que mejor época del año que la Navidad, para recurrir a este tipo de campañas, donde todo el mundo se inunda del “espíritu navideño”. Si quieres hacer que tu marca sea recordada, consigue que alguna de las lágrimas que broten de los ojos de los espectadores, sea por culpa de tu anuncio en T.V o Internet..

Desde Trama Comunicación os queremos dar dos claves de éxito para vuestras campañas navideñas.

  • Recurre al storytelling: No se trata de narrar emociones, sino de generarlas a través de una historia. En muchos de los anuncios los protagonistas tienen nombre propio, esto permite que el proceso de empatía con el espectador sea mayor.
  • Implica a los consumidores: Que se sientan parte de esa historia. En el mundo digital la comunicación bidireccional, es imprescindible para tener éxito.

 

En España la veda de la publicidad navideña se abre cuando llega el esperado anuncio de la Lotería de Navidad.

Si nos fijamos en sus campañas descubrimos que hasta hace tres años, el elemento emocional no había sido su principal argumento.
Pero desde el fracaso en el año 2013, que fue viral pero por otras razones muy distintas a las que la empresa quería, sus anuncios siempre han tenido un objetivo común: Hacer que se nos escapará alguna lágrima. 
 

 

Una empresa que lleva muchos años apostando por la publicidad emocional y con unos resultados asombrosos, es John Lewis. 

Estos grandes almacenes de Reino Unido han conseguido aumentar las ventas de forma considerable, desde que comenzaran a utilizar este tipo de anuncios en 2007.

Este año, por supuesto, no iba a ser menos y bajo el lema “BusterTheBoxer” ha conseguido hacer llorar y reír a todo el mundo, con el gracioso protagonista del anuncio.

 

 

Y por último, no hay que olvidar que en la generación de las emociones, la música juega un papel fundamental. Seguro que todos conocemos la canción “vuelve a casa por Navidad” del turrón “El Almendro” que aún en verano sigue sonando en nuestras cabezas.